Boletín Electrónico del CELE

La Lingüística Aplicada y sus campos de acción en México

Conferencia por el Departamento de Lingüística Aplicada

*Para hacer una buena Lingüística Aplicada hay que saber lingüística

*Necesitamos una formación que nos permita enfrentarnos a la lengua de los demás y saber de qué se trata

*La lingüística aplicada se compromete con la producción de efectos necesarios y útiles para la sociedad: Luis Fernando Lara

Como parte de las actividades de bienvenida a la primera generación de estudiantes de la ENALLT, el 17 de agosto se llevó a cabo la conferencia Una reflexión sobre lingüística aplicada en México, impartida por el Dr. Luis Fernando Lara, profesor e investigador en el Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México (COLMEX).

“La Lingüística Aplicada, para mí, es una lingüística que representa una utilidad para una sociedad”, expresó.

Dijo que la lingüística como tal, es una ciencia básica que nos permite investigar en qué consiste la facultad de hablar, desde su lado cerebral, y las características internas de la lengua: “no solamente su fonología, su morfología, su sintáxis, su semántica, la profundidad de su semántica, que es la que nos permite llegar a apreciar una lengua que desconocemos”.La vocación del lingüista, enfatizó, es precisamente, “la búsqueda de eso desconocido. Un lingüista que no tenga interés por las demás lenguas es un mal lingüista”. “Conocer otras lenguas nos ayuda a relativar la propia, darnos cuenta de propiedades que tiene nuestra lengua materna de las que cualquier gente no suele darse cuenta, propiedades que en determinado momento nos hacen sentirnos orgullosos de ella, y propiedades que en otro momento nos hacen envidiar que en otras lenguas se puedan manifestar ciertos pensamientos, ciertas experiencias, de una manera que nosotros no podemos”.

El investigador habló a los estudiantes y al público reunido en el auditorio Rosario Castellanos, , sobre la amplia gama de posibilidades que hay para aplicar la lingüística en un país como México, del gran interés que existe en otros países por la mayor parte de nuestras lenguas amerindias. “En ese sentido, México es un paraíso porque tenemos entre 60 y 100 lenguas diferentes”Dijo que en nuestro país se necesitan más lingüistas, y señaló: “La Asociación Mexicana de Lingüística Aplicada, que se fundó en el antiguo CELE, por el interés de profesores de esta escuela, reúne a la mayor parte de lingüistas en México, entre 250 y 300, en un país de 120 millones de habitantes y 100 lenguas indígenas”.

El purépecha, reflexionó, es una lengua muy importante incluso por la cantidad de hablantes que tiene.En México hay menos de 10 especialistas que han trabajado en distintos aspectos de esta lengua y, no hay, sobre ella, una gramática completa .

La ponencia aclaró cómo un lingüista puede contribuir a cambiar “las terribles diferencias en las que viven los mexicanos” en un país donde hay pobreza extrema en muchas regiones del campo, ignorancia y discriminación: “Es aquí donde la lingüística como ciencia básica se convierte en ciencia aplicada: es poner nuestra ciencia al servicio de las necesidades muy legítimas de la sociedad”.

Dijo que una necesidad es aprender lenguas, y no sólo el inglés, porque hay otras lenguas que nos abren otras perspectivas.

El especialista explicó que la Lingüística Aplicada abarca no solamente la enseñanza de lenguas extranjeras, sino además tiene que ver con la ortofonía, la lexicografía, la terminología, la gramaticografía, la traducción e interpretación simultánea, la lingüística forense, la lengua de señas mexicana*, la ingeniería lingüística y la neurolingüística, entre otras.

“La Lingüística Aplicada obedece a determinaciones externas a ella misma”, aseguró, “y son determinaciones muy importantes porque están ligadas a nuestra ética profesional. Por lo tanto, se compromete con la producción de efectos necesarios y útiles para la sociedad; y la verificación de su producción es inmediata por parte de la sociedad de la que forma parte”.

Para contagiar el entusiasmo por la Lingüística Aplicada, el también miembro de la Academia de Ciencias exhortó a los estudiantes a encontrar el campo de acción que les apasiona dentro de la lingüística aplicada para poder ejercerla de manera reconfortante y enriquecedora. “En México hay muchísimo quehacer”, enfatizó.

*En México hay entre 300 y 400 mil sordos congénitos que necesitan un medio de comunicación.